Apps para desarrollar la creatividad de los niños

Imagen
Este artículo nace a raíz de una conversación en el muro de Facebook Laura Mascaró, donde me he comprometido a escribirlo. El tema es la tecnología. Hay muchos padres y madres que se resisten a acercar a sus hijos a la tecnología, creyendo que les perjudica o que perderán las habilidades analógicas, etc. Pero lo cierto es que esta privación del acceso a las herramientas, que han venido para quedarse, abre una brecha de habilidades y destrezas entre estos niños y los que sí tienen esta oportunidad, una brecha que se agranda cada vez más y que puede suponer una gran desventaja competitiva en su vida adulta.

Cuatro herramientas imprescindibles




Hay muchas maneras de abordar la creatividad en las actividades que realicemos con los niños. Si optamos por uno u otro de los enfoques disponibles dependerá en gran medida del espacio y de la duración del taller. En todo caso, creo que hay cuatro tipos de actividades que se deberían realizar de forma continuada a lo largo de la infancia:



El cuento y el dibujo son dos actividades que preparan para la primera fase del proceso creativo: capturar ideas y transmitirlas de manera inteligible a los demás.
Si algo tienen en común los grandes creadores de cualquier campo es el uso continuado de una libreta en la que anotar las ideas de manera que puedan ser recuperadas más tarde para su desarrollo. Es necesario ser ágil a la hora de tomar nota, ya que casi siempre surge alguna otra distracción que aparta nuestra mente de este destello momentáneo. Si se adquieren las habilidades necesarias en lo que a expresión verbal y gráfica se refiere, esta captura de ideas resulta mucho más sencilla, permitiendo minimizar las pérdidas que se producen en este punto del proceso creativo.
Por otro lado, muchas veces hay que transmitir las ideas a terceras personas antes de su elaboración final: el equipo de trabajo, los financiadores, los fabricantes, etc. La capacidad de expresar una idea de manera coherente e inteligible desde sus primeras fases hará que las posibilidades de éxito en el proceso aumenten.


Las construcciones y los inventos forman parte de momentos más avanzados del proceso creativo.
Por un lado, el estar entrenado en la práctica de las construcciones facilitará la elaboración de un prototipo o maqueta, tanto para presentar a terceros, como para probar si la idea funciona en la práctica. Por otro lado, conocer los materiales y sus posibilidades ayudará a plantear ideas viables desde un principio. Cualquier actividad que incluya manipulación de materiales de forma creativa será una buena manera de entrenar la creatividad, además de resultar muy atractiva a los niños.

En cuanto a los inventos, son la manera de llevar a la práctica todo el proceso creativo, desde el principio, con la generación de ideas, hasta el final, con la materialización del invento. Si este tipo de actividades se realizan de manera continuada en la infancia, el proceso creativo será parte de las habilidades del adulto, que realizará sin esfuerzo.





Si te ha gustado este artículo puede que te interese también:


Te recuerdo que para recibir los artículos por email puedes suscribirte en el menú lateral derecho.


Comentarios

Entradas populares de este blog

Apps para desarrollar la creatividad de los niños

La paciencia

Por qué los niños son más creativos