Entradas

Mostrando entradas de enero, 2015

Apps para desarrollar la creatividad de los niños

Imagen
Este artículo nace a raíz de una conversación en el muro de Facebook Laura Mascaró, donde me he comprometido a escribirlo. El tema es la tecnología. Hay muchos padres y madres que se resisten a acercar a sus hijos a la tecnología, creyendo que les perjudica o que perderán las habilidades analógicas, etc. Pero lo cierto es que esta privación del acceso a las herramientas, que han venido para quedarse, abre una brecha de habilidades y destrezas entre estos niños y los que sí tienen esta oportunidad, una brecha que se agranda cada vez más y que puede suponer una gran desventaja competitiva en su vida adulta.

Nueva ficha descargable

Imagen
Hacía mucho que no subía una ficha descargable, pero ya ha llegado el momento. Con esta ficha podéis trabajar la creación de historias, dependiendo de la edad y de la habilidad lecto-escritora, el cuento puede ser más o menos largo. Para descargarla pincha aquí.
Si no quieres perderte ninguna ficha, recuerda que puedes suscribirte para recibir los artículos por correo, en la barra lateral derecha, dejando tu dirección de email. Como ya he dicho, no recibirás más que los artículos del blog, no envío publicidad ni otro tipo de correos que puedan resultar molestos.

Los verbos libres

Imagen
La técnicas de generación de ideas o las fichas que voy publicando en este blog, en realidad son trucos de chistera, muy eficaces para poder provocar las ideas de forma intencionada y a petición. Pero hay otra creatividad, la creatividad como forma de vida, que va mucho más allá de todas estas técnicas y hacen posible que una persona sea creativa, tanto si conoce las técnicas como si no (estoy segura de que el creativo o creativa que inventó la rueda no acudió a ninguna sesión de generación de ideas). 
¿Cómo cultivar esa creatividad interior permanente en los niños? La mejor manera que conozco para ello es cuidando y mimando la manera en la que se relacionan con los verbos creativos. Los verbos creativos son aquellos verbos que son libres, los verbos en los que nadie puede usar el imperativo y exigirlos a otra persona por atroz que sea la amenaza. Son verbos en los que tenemos plena libertad y en los que nos encontramos con nuestro yo más auténtico. Veamos cuáles son: 

Subestimar la inteligencia de los niños

Imagen
Uno de los errores que solemos cometer en el trato que damos a los niños y en especial a la hora de "educarles" es el de subestimar sus capacidades y su inteligencia. Les damos todo demasiado explicado, hasta tal punto que incluso en los cuentos y fábulas, les servimos en bandeja la moraleja, como si ellos no fueran capaces de sacar sus propias conclusiones. La literatura infantil es el máximo representante de esta actitud de los adultos hacia los niños, pero el día a día está repleto de otros ejemplos que tienen el mismo error de apreciación respecto a sus capacidades y su inteligencia en general.
Al subestimar a los niños le estamos negando la oportunidad de desarrollar todo su potencial. Cuando las cosas vienen ya desmenuzadas y masticadas, en primer lugar no van a lograr despertar su interés (el interés no es más que una manifestación de la inteligencia estimulada) pero lo peor de todo es que  los niños no van a verse obligados a ir más allá de las habilidades consolida…

Los proyectos propios

Imagen
Una inmensa mayoría de personas viven una vida de proyectos ajenos. Si estás leyendo este blog, seguramente no eres una de ellas, pero hay una mayoría de personas que cumplen con su trabajo ( el de su empleo) y después nada. "Nada" no significa que se tumban panza arriba en el sofá, la mayor parte de ellos son personas muy ocupadas, con infinidad de obligaciones, otras practican algún deporte, arte  o hobby. "Nada" significa que después de dedicar gran parte del día a los proyectos ajenos para ganar el sustento, ya no se enfocan en otro proyecto, en uno que le sea propio. Hay quien piensa que practicar un hobby es lo mismo que tener un proyecto propio y, a la larga, puede suceder así, pero la diferencia entre un proyecto y un hobby es que el primero requiere un compromiso y sobre todo tiene una meta bien definida, un resultado concreto que se espera obtener. 

La paciencia

Imagen
Una de las habilidades beneficiosas en el proceso creativo que no figuran en el cuadro de mi artículo anterior porque no difiere de niños a adultos, es la paciencia. La paciencia es el don que hará posible alcanzar la excelencia, gracias a ella nos tomaremos todo el tiempo que sea necesario para llevar a cabo un proyecto, para perfeccionarlo, para compartirlo en el momento oportuno e incluso para esperar el tiempo necesario hasta que obtengamos resultados como recompensa al trabajo. Pero mucha gente puensa de sí misma que no es paciente y, en los tiempos que corren (y corren literalmente), nadie tiene ya tiempo para nada, esperar es sinónimo de frustración y la paciencia se ha esfumado casi por completo de entre las habilidades humanas. Sin embargo, es uno de los principales elementos de la inteligencia emocional.
La buena noticia es que la paciencia no es un rasgo de la personalidad, sino una actitud frente a las distintas situaciones: una misma persona puede resultar muy impaciente…

Por qué los niños son más creativos

Imagen
Siempre se dice que los niños son más creativos que los adultos, como si esta capacidad fuera algo que en un momento dado caducara y nos viéramos privados de ella. En realidad, tan sólo se trata de algunas habilidades y actitudes que se emplean en el proceso creativo y que, con el tiempo, vamos dejando de lado.  Es cierto que en estas habilidades y actitudes los niños nos ganan por goleada, tal como se puede observar esta imagen (pincha para ampliar):


La creatividad no es un extra

Imagen
Muchos piensan que la creatividad es algo así como un extra, algo de lo que preocuparnos cuando todas las demás necesidades y habilidades están cubiertas, un capricho para enriquecer la vida, para quien ya no sabe qué hacer con su tiempo, pero improductivo a fin de cuentas. Esto se debe a que se relaciona la creatividad únicamente con las actividades artísticas, que es el trato que recibe en la escuela. Sin embargo, a lo largo de los años en mi trabajo con niños, he podido observar que la creatividad es una habilidad básica de la que hacemos más uso cuanto más difíciles son las circunstancias. Los niños que tienen todas sus necesidades cubiertas, a medida que van siendo aleccionados sobre cómo deben hacerse las cosas y sobre que hay un sólo modo correcto de hacerlas, pierden su creatividad y su capacidad inventiva por completo, quedándose paralizados ante cualquier nueva tarea. Al mismo tiempo y bajo el mismo aleccionamiento, los niños que provienen de situaciones difíciles, si bien …